title

BLOG

Consejos prácticos para un mural en casa

24 Nov 2015, Posted by Wallart in Art, Design, Mural
nic3b1os-pintando

Tanto si os animáis a pintar vosotros mismos un mural o decidís encargarlo hay unos consejos básicos que os pueden ayudar a acertar. Es bueno saber que un mural puede cambiarnos una habitación haciéndola más agradable y divertida, pero también puede resultar cargante si no aplicamos ciertas normas. Vayamos por orden:

1.- La pared: Tener claro el espacio en el que vamos a poner nuestro mural nos ayudará a elegir la imagen más adecuada. Siempre va a ser mejor una pared con buena luz natural y que esté en buen estado. Si tenemos dudas entre una pared grande o pequeña aconsejamos pintar en la pequeña y si nos gusta la experiencia siempre estamos a tiempo de extender el mural.

2.- La imagen: Este es el punto más importante. Si contamos con una buena imagen ya tendremos más de la mitad del trabajo hecho. Si estamos pensando en un mural plano (unas flores, unos animales,etc) tenderemos a las figuras sencillas, sin demasiada información. Si lo que queremos es algún paisaje será recomendable buscar una imagen con mucha profundidad, que haga que la vista se pierda, como por ejemplo un camino, el mar, etc.

3.- El color: Con el color hay una norma que siempre funciona: poca saturación. Si estáis pensando en un mural con colores intensos tened en cuenta que, a no ser que tengáis un espacio muy luminoso, lo más probable es que os acabéis cansando. Es mucho mejor tender a colores cálidos y agrisados como puede ser el beige o el salmón.

 

peinture-murale

4.- La protección: Aseguraos de tapar bien todo lo que no queréis que se pinte. Ya sabemos que da mucha pereza pero es algo imprescindible para no tener un disgusto muy grande el día que inauguréis el mural. La “cinta de carrocero” tiene diferentes nombres dependiendo del país pero es una herramienta básica para cualquier muralista.

5.- El material: Los fabricantes nos ofrecen miles de opciones pero es más sencillo de lo que parece. Lo básico es:

                                    Pintura: ¡que sea lavable!

                                    Color: si la imagen tiene dos o tres colores se pueden comprar hechos. Si queremos pintar una imagen más complicada con amarillo, rojo, azul y blanco puedes hacer todos los colores del universo. 

                                    Pinceles: ¡nunca los más baratos! Con tener fino, medio y grueso es suficiente, la cantidad es cosa del artista…

6.- La ejecución: ¡Coged una brocha y pintad! Lo peor que puede pasar es que tengáis que pintar de nuevo por encima. Dibujad primero lo que queréis, manchaos los dedos y si hay niños en casa dejad que investiguen, no os arrepentiréis.

¡Mucha suerte!

 

19-4-2013-23.4.29-2

 

Post a comment