title

EL BLOG DE WALLART

Teoría de la ventana rota

06 Mar 2016, Posted by Wallart in Art, Mural, Ventana Rota
wpid-18ixg50mqsi8fjpg1

Lo que dice la Teoría de la Ventana Rota es simple: si en un edificio aparece una ventana rota, y no se arregla pronto, inmediatamente el resto de ventanas acaban siendo destrozadas por los vándalos. ¿Por qué? Porque se está transmitiendo el mensaje: a nadie le importa esto.

En 1969 Philip Zimbardo, psicólogo social de la Universidad de Stanford, realizó un interesante experimento que consistía en abandonar un coche en el deteriorado barrio del Bronx de aquella época: pobre, peligroso y conflictivo. Zimbardo dejó el vehículo con sus placas de matrícula arrancadas y con las puertas abiertas para simplemente observar qué ocurría. Al cabo de tan solo diez minutos, el coche empezó a ser desvalijado, y en tres días estaba totalmente destrozado.

Pero el experimento no terminaba ahí. Había una segunda parte consistente en abandonar otro vehículo idéntico y en similares condiciones pero en este caso en Palo Alto, California, un barrio rico y tranquilo. Pasaron los días y nada ocurría, los vecinos no tocaban el coche, así que Zimbardo decidió intervenir: cogió un martillo y rompió una de las ventanas del vehículo. ¿Qué ocurrió? A partir del momento en el que el coche se mostró en mal estado, los habitantes de Palo Alto se cebaron con el vehículo a la misma velocidad que lo habían hecho los habitantes del Bronx.

¿Qué conclusión podemos sacar de este experimento? Quizá muchos de los problemas que presentan nuestros barrios más conflictivos se deben a una imagen descuidada que da la sensación de que nadie se preocupa, y a veces la solución es tan simple como “no tener una ventana rota”

El muralismo ha demostrado ser una herramienta muy eficaz en esta tarea, rehabilitando amplias zonas deterioradas y sobre todo transmitiendo el mensaje a los vecinos de que alguien se preocupa por su barrio, que puede transformarse. En las diversas experiencias que se han realizado en diferentes ciudades y países, apostando por los murales como herramienta de cambio, se ha visto como la delincuencia se ha reducido, el mantenimiento de las calles es menor y la convivencia a mejorado notablemente.

No hay duda: un mural embellece el entorno, y un entorno más bello mejora la calidad de vida de las personas.

erandio-muro

Post a comment